Ablación por catéter y quirúrgica en la FA

2017 HRS/EHRA/ECAS/APHRS/SOLAECE expert consensus statement on catheter and surgical ablation of atrial fibrillation

Este consenso incluye, por primera vez, indicaciones para la ablación por catéter en pacientes asintomáticos.

Acrónimos. ACOD: anticoagulante oral de acción directa; FA: fibrilación auricular; RF: radiofrecuencia.

 

INTERVENCIONISMO TERAPÉUTICO

 

 


Este consenso destaca los siguientes puntos:

  1. La ablación de la FA es un tratamiento bien establecido en aquellos pacientes que requieran control del ritmo.
  2. Su indicación más importante es la presencia de síntomas. Sobre todo en pacientes que, a pesar de haber sido tratados con antiarrítmicos Clase I o III (procainamida, flecainida, propafenona), presentan episodios sintomáticos de FA.
  3. La ablación por catéter es una intervención compleja que requiere personal entrenado.
  4. La ablación se asocia a riesgo de complicaciones severas por lo que la selección del paciente así como el manejo de la anticoagulación periprocedimiento son importantes para minimizar riesgos.
  5. Las 2 técnicas más comunes son: ablación mediante RF de la aurícula izquierda y crioablación con catéter-balón de venas pulmonares.
  6. En la elección de una u otra técnica se consideran dos factores fundamentales: La anatomía de la aurícula izquierda y venas pulmonares además del comportamiento y características de la FA.
  7. Es importante recordar que el éxito o fracaso de la ablación no determina la continuación o discontinuación de la anticoagulación crónica. Esta decisión depende del riesgo de cada paciente.
  8. Tras el periodo post-ablación en que se recomienda warfarina o un ACOD (por lo menos 2 meses) existe evidencia de mantener este tratamiento en pacientes con una puntuación de riesgo tromboembólico CHA2DS2-VASc≥2 en hombres y ≥3 en mujeres. En pacientes que se someten a ablación y crioablación, la guía recomienda con el mismo nivel de evidencia dabigatrán y AVK.


RECOMENDACIONES

Clase I. Significa que los beneficios del procedimiento de ablación de FA superan notablemente los riesgos, y que debe realizarse.

Clase IIa. Significa que los beneficios del procedimiento superan los riesgos y que es razonable realizarla.

Clase IIb. Significa que el beneficio de la ablación es mayor o igual a los riesgos, y que puede considerarse.

Clase III. Significa que la ablación de FA no tiene un beneficio comprobado y no se recomienda.

 

NIVELES DE EVIDENCIA

Nivel de evidencia A. Los datos se derivaron de evidencia de alta calidad de más de un ensayo clínico aleatorizado, metaanálisis de alta calidad, ensayos clínicos aleatorizados.

Nivel de evidencia B-R. Hubo pruebas de calidad moderada de uno o más ensayos clínicos aleatorizados, o metaanálisis de ensayos clínicos aleatorizados de calidad moderada.

Nivel de evidencia B-NR. Calidad moderada de uno o más estudios no aleatorizados bien diseñados y bien ejecutados, estudios observacionales o estudios de registro.

Nivel de evidencia C-LD. Basado en estudios observacionales, metaanálisis de estos estudios o estudios fisiológicos.

Nivel de evidencia C-EO. Opinión de expertos basado en la experiencia clínica.

 

Calkins H, Hindricks G, Cappato R, Kim YH, Saad EB, Aguinaga L et al. 2017 HRS/EHRA/ECAS/APHRS/SOLAECE expert consensus statement on catheter and surgical ablation of atrial fibrillation. Heart Rhythm. 2017; 14(10):e275-e444.

 

Solicitar publicación

 

DAB1333.02.2020

Última actualización 02/12/2020