Estás en: Inicio > Recomendaciones saludables > Dejar de fumar

DEJAR DE FUMAR 

El tabaquismo es un factor de riesgo cardiovascular importante. Se trata de un factor modificable: de hecho, según la Asociación Española Contra el Cáncer el 70% de los fumadores quieren dejar de serlo, aunque solo el 10% de los que lo intentan lo consiguen cada año. 

La ayuda profesional sanitaria puede ayudar a multiplicar por 10 la probabilidad de abandonar el consumo de tabaco, comparado con el esfuerzo personal del fumador. 

Hoy en día, existen multitud de métodos y tratamientos para este fin: naturales, homeopáticos, farmacológicos, psicológicos… Cada persona deberá valorar cuál puede ser el más efectivo.

Los fumadores también pueden buscar apoyo en numerosas asociaciones tanto nacionales como internacionales creadas para combatir este hábito. Los beneficios son múltiples tanto a corto como a largo plazo, según la Asociación Española Contra el Cáncer: 

  •    20 minutos después del último cigarrillo: las constantes vitales (presión arterial, frecuencia cardiaca y temperatura) vuelven a sus valores normales.
  •    Pasadas 8 horas: la concentración de monóxido de carbono en sangre baja a su nivel normal y por tanto la concentración de oxígeno se normaliza.
  •    A las 24 horas: se reduce el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. 
  •    48 horas después de dejar de fumar: las terminaciones nerviosas se acostumbran a la ausencia de nicotina y nuestros sentidos del gusto y el olfato mejoran.
  •    De 2 a 3 semanas: mejora la circulación y la función pulmonar se ralentiza en un 30%, por lo que respiramos mucho mejor y nos cansamos menos.
  •    De 1 a 9 meses después de dejar de fumar: disminuye la tos, la congestión y la sensación de ahogo. La capacidad para limpiar el pulmón se va recuperando y disminuye el riesgo de sufrir infecciones y        otras enfermedades respiratorias.
  •    1 año después: la probabilidad de padecer una insuficiencia coronaria es un 50% menor que la de un fumador.
  •    5 años después de dejar de fumar: el riesgo de muerte por enfermedad coronaria es igual al de los no fumadores y el riesgo de muerte pulmonar se reduce a la mitad. 
  • ​  10 años después: el riesgo de morir de cáncer de pulmón es similar al de los no fumadores.

      

 

 Referencias:

aecc.es [sede Web]. Quiero dejar de fumar. [actualizada 14 de agosto de 2013; acceso 21 de octubre de 2014] Disponible en: www.aecc.es/SOBREELCANCER/PREVENCION/TABACO/QUIERODEJARDEFUMAR/Paginas/Quierodejardefumar.aspx.

Última actualización 29/09/2017
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.