Estás en: Inicio > Factores de riesgo cardiovasculares > Factores de riesgo

FACTORES DE RIESGO

Debemos distinguir dos tipos de factores de riesgo: los modificables (es decir, aquellos que podemos tratar o cambiar) y los no modificables (lo que nos vienen dados de forma inherente). El control y prevención de muchos de estos no solo pueden aumentar nuestra expectativa de vida sino también nuestra calidad de vida. 

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad llevó a cabo una campaña para dilucidar los principales factores de riesgo cardiovasculares.

Estas son las conclusiones de dicho informe:

  1.     Hipertensión arterial: provoca que el corazón tenga que trabajar más de lo normal. Esta condición suele considerarse “invisible” puesto que no provoca síntomas, pero al mismo tiempo es uno de los factores más graves ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, ictus, problemas oculares o renales.
    Es muy frecuente que aparezca junto a otros factores de riesgo cardiovascular como la diabetes o la obesidad. Será necesario por tanto un control estrecho y el establecimiento de una serie de medidas no solo farmacológicas sino también relacionadas con el estilo de vida.
  2.     Cifras elevadas de colesterol: tenemos que distinguir entre el colesterol “malo” (LDL) y el colesterol “bueno” (HDL). Cuando nuestra sangre contiene una alta cantidad de colesterol “malo”, este empieza a depositarse en las paredes de las arterias formando una placa, en un proceso llamado ateroesclerosis. Este depósito de lípidos puede llegar a ocluir total o parcialmente el vaso sanguíneo por lo que puede bloquear la afluencia de sangre, aumentando el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio.
  3.     Diabetes: los problemas cardiacos suponen una de las principales causas de muerte en los pacientes diabéticos.
  4.     Obesidad: el sobrepeso suele estar relacionado con niveles altos de colesterol e hipertensión y eleva de forma notable el riesgo de sufrir enfermedad coronaria.
  5.     Tabaquismo: no solo afecta al corazón sino también a los pulmones y al sistema circulatorio. El principal componente perjudicial del tabaco es la nicotina, sin embargo contiene otras sustancias químicas como el alquitrán o el monóxido de carbono que favorecen la acumulación de grasa en las arterias. 
  6.     Sedentarismo o inactividad física: el ejercicio físico fortalece el corazón y hace que las arterias sean más elásticas. Las personas con una vida activa tienen una mayor esperanza de vida (a lo que se suma una mayor calidad de vida). 
  7.     Antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular: es lo que llamamos un factor de riesgo no modificable puesto que tiene un componente genético o hereditario.
  8.     Edad: otro factor de riesgo no modificable; las personas de edad avanzada tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón: 4 de cada 5 muertes por enfermedad cardíaca se dan en personas de más 65 años.

                 

Referencias:

msssi.gob.es [sede Web]. Prevención de enfermedades cardio y cerebrovasculares. [acceso 21 de octubre de 2014]. Disponible en:
www.msssi.gob.es/campannas/campanas07/cardiovascular3.htm.

Última actualización 13/07/2017
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.