REHABILITACIÓN

La Rehabilitación busca minimizar las secuelas experimentadas por el paciente que ha sufrido un ictus, así como facilitar su reintegración social. 

 

El proceso de mejora debe ayudar al paciente a adaptarse a su nueva situación después de sufrir un ictus. De esta forma, las terapias aplicadas en los programas de Rehabilitación deben contar con técnicas determinadas, de cara a disminuir la patología, potenciar las capacidades conservadas y proporcionar estrategias eficaces para conseguir la máxima autonomía.

Los expertos de la Fundación DACER proponen cinco ejercicios que pueden realizarse cómodamente en casa para contribuir a la recuperación de los pacientes:

 

5 SENCILLOS EJERCICIOS DE REHABILITACIÓN*

 

COORDINACIÓN

Con la espalda erguida y sobre el respaldo de la silla, subir las piernas con las rodillas flexionadas sobre un escalón colocado frente a los pies. Elevar una pierna tras otra y después bajarla como si se estuviese subiendo y bajando escaleras. El movimiento irá acompañado de los brazos, a la par que se posa el pie sobre el escalón.

Este ejercicio aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, reduce la incidencia de osteoporosis y optimiza el sistema musculoesquelético. Además, ayuda a mejorar tanto la regulación del sueño como los perfiles lipídicos (triglicéridos y colesterol) y a prevenir la diabetes tipo 2.

RESPIRACIÓN

Sujetando con ambas manos un vaso con agua y una pajita, aspirar el aire de forma natural por la nariz y expulsarlo por la pajita. La respiración es importante para mantener el estado de alerta, ya que si existe una buena movilidad de los pulmones, se evita que se acumulen secreciones y se previenen infecciones. En suma, la actividad contribuirá a mejorar la mecánica respiratoria.

FUERZA

Valiéndose de una goma o cuerda con dos extremos para sujetarla con las manos, abrir suavemente los brazos en cruz, estirando la goma para ganar fuerza en los músculos. El objetivo es evitar acortamientos y deformidades que pueden surgir como consecuencia del ictus.

EQUILIBRIO

Agacharse despacio y ponerse en cuclillas mientras el peso del cuerpo se traslada a una de las manos apoyada en el suelo. Así se integra el miembro superior lesionado en actividades del día a día para que no pierda funcionalidad.

DESTREZA

Con una mano sujetando el envase de un yogur y en la otra una cuchara, realizar el movimiento completo como si se estuviese tomando el alimento. Los movimientos suaves y circulares favorecerán la soltura de los dedos y muñecas. De igual manera, el ejercicio busca recuperar la funcionalidad del miembro lesionado e integrarlo en las actividades cotidianas.

 

 

Cada paciente requiere unas técnicas ajustadas a su medida, en función de sus capacidades. *Consulta con tu médico para conocer aquellos ejercicios más adecuados para tu salud.

 

¿Quieres ver los ejercicios de rehabilitación de Marta?

Descúbrelos próximamente en el nuevo vídeo de #GeneraciónINVICTUS.

 

Referencias:

Organización Mundial de la Salud. Dieta y Actividad Física. [2018] Disponible en: http://www.who.int/dietphysicalactivity/pa/es/

Federación Española de Ictus. Los aspectos de la Rehabilitación. [2017].
Disponible en: https://ictusfederacion.es/infoictus/rehabilitacion/

Última actualización 31/07/2018
Uso de cookies
Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies.