¿QUÉ ES LA FIBRILACIÓN AURICULAR?

 

 

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente, y se caracteriza por la presencia de latidos auriculares desorganizados e irregulares.

Se pueden dar dos situaciones:

  • La frecuencia cardiaca se eleva o baja. La frecuencia cardiaca es la velocidad a la que late el corazón; es decir, el número de veces que se contrae por minuto. En condiciones normales está entre 60 y 100 latidos por minuto.
  • El ritmo cardiaco deja de ser regular. El ritmo cardiaco se refiere a cómo se producen los latidos del corazón; si son regulares o irregulares. En condiciones normales, debe ser regular.

 

Si la frecuencia cardíaca está por debajo o por encima, o si el ritmo cardíaco es irregular, es importante consultar con su médico.

 

Por otro lado, la fibrilación auricular puede ser intermitente (paroxística), cuando aparece y desparece; o permanente.

 

Riesgos de la fibrilación auricular

Uno de los principales riesgos de la fibrilación auricular es el ictus embólico. Las variaciones de la frecuencia cardiaca pueden ocasionar la formación de coágulos de sangre en el interior del corazón, que si se desprenden pueden dar lugar a obstrucciones en las arterias del cerebro (ictus cerebral) u otras localizaciones (embolia arterial periférica).

Además, también se relaciona la fibrilación auricular con enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardiaca o la enfermedad de las válvulas cardiacas.

 

DAB1540.09.2020

Última actualización 28/10/2020