Barber et al. (2020)12

Terapia de reperfusión para el ictus tras la reversión de dabigatrán con idarucizumab

Barber PA, Wu TY, Ranta A. Stroke reperfusion therapy following dabigatran reversal with idarucizumab in a national cohort. Neurology. 2020 Feb 20.

 

Solicitar publicación

 

Objetivo principal

  • Evaluar la frecuencia y las tendencias de uso de idarucizumab como agente de reversión de dabigatrán.
  • Comparar las complicaciones asociadas al tratamiento con un agente de reversión, los resultados y el tiempo puerta-aguja respecto a los pacientes no tratados con idarucizumab.

 

Diseño y métodos

  • Estudio de cohorte observacional prospectivo, de 24 meses de duración, en el que se evaluaron pacientes neozelandeses que presentaron un episodio de ictus y fueron tratados con terapia de reperfusión.
  • La ojetivo principal fue evaluar la seguridad de idarucizumab como agente de reversión de dabigatrán en el proceso de reperfusión preestablecido, medido mediante el retraso del tratamiento, las complicaciones, los resultados a 7 días y el uso de idarucizumab.

 

Resultados

  • Un total de 1.136 pacientes recibieron tratamiento trombolítico.
    • De estos, 51 pacientes (3,8%) recibieron idarucizumab previo a la trombolisis.
    • El uso de idarucizumab incrementó de 8 pacientes (1,3%) en 2017 a 43 pacientes (6%) en 2018 (p < 0,001).
  • Los pacientes tratados con idarucizumab tuvieron tiempos puerta-aguja más lentos (83 minutos vs 61 minutos, p=0,0006)
    Ninguno de los pacientes tratados con idarucizumab tuvo complicaciones trombóticas significativas
    • 386 pacientes fueron tratados con trombectomía, de estos, 8 pacientes (2,1%) habían sido tratados con idarucizumab y trombolisis.
    • Se produjo hemorragia intracerebral sintomática en 2 (3,9%) de los pacientes tratados con idarucizumab y 49 (3,8%) del resto de pacientes sometidos a trombolisis (p=0,97).
  • A los 7 días, 3 pacientes tratados con idarucizumab (5,9%) y 101 del resto de pacientes sometidos a trombolisis (7,9%) murieron (p=0,61).

 

Conclusiones

  • Idarucizumab se utilizó en un 1,3% de todos los pacientes sometidos a trombolisis en una cohorte nacional durante 2017, y este porcentaje aumentó hasta un 6% en el 2018.
  • A pesar de suponer un retraso de 22 minutos en el tiempo puerta-aguja, idarucizumab parece seguro y presenta resultados clínicos similares a los pacientes tratados rutinariamente.
    Idarucizumab puede facilitar la trombolisis en pacientes con un episodio de ictus que estén en tratamiento con dabigatrán.
Última actualización 02/12/2020