Estudio de Yao et al. 201733

Dosificación de los ACOD en pacientes con FA e insuficiencia renal

Yao X, Shah ND, Sangaralingham LR, Gersh BJ, Noseworthy PA. Non-Vitamin K Antagonist Oral Anticoagulant Dosing in Patients With Atrial Fibrillation and Renal Dysfunction. J Am Coll Cardiol. 2017;6923:2779-90.

 

Solicitar publicación

 

Objetivo principal

  • El objetivo de este estudio fue investigar la relación entre los patrones de dosificación de los anticoagulantes orales directos (ACOD) según la función renal de pacientes tratados en el ámbito de la práctica clínica habitual, y la presencia de eventos trombo-hemorrágicos.

 

Diseño y métodos

  • Estudio observacional retrospectivo realizado con pacientes procedentes de una base de datos administrativa estadounidense. Se identificaron un total de 14.865 pacientes con FA que iniciaron tratamiento con apixabán, dabigatrán, o rivaroxabán entre octubre de 2010 y septiembre de 2015.
  • Las variables principales de valoración fueron: para eficacia, ictus isquémico o embolia sistémica, y para seguridad, hemorragia mayor.

 

Resultados

Los principales resultados de este estudio fueron:

  • Pacientes con indicación renal para la reducción de dosis (n=1.473): un 43,0% estaban potencialmente sobredosificados, lo que se asoció a un mayor riesgo de hemorragia mayor (hazard ratio (HR): 2,19; intervalo de confianza al 95% (IC95%): 1,07 - 4,46), aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en el ictus (para los 3 ACOD estudiados agrupados).
  • Pacientes sin indicación renal para la reducción de la dosis (n=13.392): el 13,3% estaban infradosificados, lo que se asoció a un mayor riesgo de ictus en los pacientes tratados con apixabán (HR: 4,87; (IC95: 1,30 - 18,26)), aunque no hubo diferencias estadísticamente significativas en el riesgo de hemorragia mayor.
  • Por otro lado, no se encontraron asociaciones estadísticamente significativas para el riesgo de ictus y hemorragia mayor en los pacientes tratados con dabigatrán o rivaroxabán.

 

CONCLUSIONES

  • El estudio concluyó que, en la práctica clínica habitual, las dosis prescritas de ACOD son a menudo inconsistentes con las autorizadas por la Food and Drug Administration (FDA).
  • Estos patrones de prescripción pueden asociarse con una peor seguridad sin beneficio en la efectividad en pacientes que tienen enfermedad renal grave y una peor efectividad sin beneficio de seguridad en pacientes tratados con apixabán que tienen una función renal normal o levemente dañada.
Última actualización 22/10/2020